La familia Castañon

A finales de xuno del 1997 recibí una llamada de Javier Cuervo, perconocíu columnista del periódicu asturianu La Nueva España. Polo visto –cuntóme él– andaben buscando un dibuxante pa facer una tira diaria nel suplementu veraniegu de variedaes La Escalerona, que diba espublizase del 1 de xuneto al 31 d’agosto nes páxines centrales del periódicu. Diome unes indicaciones xenerales: personaxes de traza costumista, preferentemente humorísticos, y con ganchos al verano asturianu y los acontecimientos estivales de la nuestra xeografía. El formatu sería d’un cuartu de páxina al ancho, en blanco y negro, y tendría llibertá de conteníos, siempre que se controlaren razonablemente palabres y imáxenes controvertíes que pudieren ofender la sensibilidá del llector. Nun periódicu too se fai a la carrera, y esta vez nun yera distinto; pidíenme una respuesta prácticamente d’un día pa otru y, en casu afirmativu, el trabayu entamaría en menos d’una selmana. Prometí-y da-y unes vueltes a la cuestión y llamalu bien lluego.

Soi –supongo que por naturaleza– un autor lentu y indecisu no referente al procesu creativu. Camiéntome que la creación espontánea d’un personaxe o una historia, anque de mano sea prestosa, puede torcese y llegar a cansame col tiempu si lo desenvuelvo de manera aceloriada. Tengo l’impulsu d’intentar conocer el personaxe primero de poneme a trabayar con él, nun intentu d’evitar que pueda escapar del mio control, convirtiéndose nun fraude. Esti procesu ye habitualmente llargu y inciertu, y prácticamente tolos personaxes perpensaos, perestudiaos y perabocetaos que creara hasta la fecha nunca llegaren a ver la lluz.

Por eso esta vez el retu yera poco menos que kafkianu: tenía qu’idear una tira de prensa completa, un formatu col que nunca trabayara primero, y tenía que lo facer nun par de díes si quería disponer de la selmana escasa que quedaba pa meteme a trabayar dafecho nes sesentaidós tires correspondientes. La idea de que too pudiere salir mal apavoriábame, y había munches probabilidades de que fuere asina. Per otru llau, acababa de llicenciame na facultá de Belles Artes, nun tenía llabor gráficu y pescanciaba qu’esta yera una oportunidá única pa tomar contactu con ún de los oficios que más me prestaben. Garré aire, llamé a Javier y acepté’l trabayu.

Ocho años y aprosimadamente cuatrocientes cincuenta tires depués, edítase’l volume recopilatoriu de la Familia Castañón. Esti llibru supón pa mi un premiu, por diferentes razones. Polo inesperao, evidentemente: nin yo mesmu podía figurame que la tira pudiere llegar tan lloñe na prensa d’un país au nun esiste tradición d’espublizar nin consumir tires de continuidá. Pol trabayu invertíu. Por perfacer un merecíu homenaxe a la mio familia, culpable de que pudieren ocurríseme personaxes y histories d’esti nivel d’alloriamientu y surrealismu. Por tener la oportunidá de facer una edición respetuosa cola mio llingua y la de la Familia Castañón. Nun aspectu muncho más personal, pol llogru d’un aporfiáu obxectivu que siempre tuvi presente: la concreción d’una obra íntegramente d’autor, na qu’esti tenga la responsabilidá postrera en tolos niveles de la producción; esti llibru lleva la totalidá del material de la Familia Castañón, y foi realizáu, producíu y espublizáu pol autor. Penriba de too, pola inmensa satisfacción que me supón el que toos esos asturianos que siguieron –¡y recortaron!– la tira na prensa a lo llargo d’estos ocho años de producción, que foron pacientes colos fallos y disfrutaron de los aciertos qu’a base de fallar van surdiendo, que me charon ún y milenta gabitos col so puxu y los sos comentarios pa siguir dando lo meyor que tengo, y que tantes vegaes clamiaron pola edición d’esti volume, puedan tenelu agora nes manes. La Familia Castañón: Too Castañón 1997-2004 ye lo meyor que puedo ofrecevos. Namás espero que sea bastante.

¡Afayáivos!

Ígor Medio

Author: Igor

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *